Antioquia Medio Ambiente

El viaje de más de 10.000 km que causa el cielo gris de Medellín

DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES 

Si usted despega un momento la vista de su celular o computador y se asoma a una ventana con vista al cielo de Medellín, y del Valle de Aburrá en general, podrá observar como este miércoles una capa gris cubre el paisaje, parecida a esa que suele presentarse en la ciudad cuando hay contingencias por la calidad del aire.

Pero el Siata, Sistema de Alerta Temprana local, dice que en esta ocasión no se trata de polución generada por vehículos o industrias, ni es la transición del periodo seco al periodo de lluvias, que son razones reiteradas cuando ocurre un deterioro en el ambiente. No. Esta vez, según esta entidad, se trata de partículas del desierto del Sahara que están causando este fenómeno no solo en Medellín, ni solo en Colombia, sino en varias partes del mundo.

De acuerdo a una publicación del Siata, esto se debe a que por estas fechas (junio-julio) ocurre la activación anual de las Ondas del Este, unas corrientes que están en la capacidad de transportar estas partículas a miles de kilómetros y que suelen evidenciarse en Centroamérica y el Caribe. Para el caso de nuestra región, el viaje de estas moléculas supera los 10.800 kilómetros que separan al Aburrá del Desierto del Sahara.

“Dependiendo de factores como la intensidad de la perturbación y de las condiciones atmosféricas a lo largo del viaje de la onda, el material transportado puede alcanzar latitudes bajas, afectando la zona andina de nuestro país, tal y como ocurrió en el año 2014”, explicó la entidad.

A lo que se refieren es que no es la primera vez que ocurre en el área metropolitana, pues así lo documentó EL COLOMBIANO el 10 de julio de 2014. En aquella ocasión ese material mineral también cubrió el cielo de la ciudad y causó inquietud en sus habitantes.

El Siata agregó que el transporte de estas partículas a través del Atlántico se viene presentando desde el pasado 16 de junio, según las imágenes satelitales con las que se monitorean fenómenos meteorológicos. Las mayores afectaciones se estarían presentando en el nororiente del país y en Venezuela, por la cercanía con el Caribe.

“La evidencia local sugiere que, hasta hace unos días, la intrusión de arenas del desierto del Sahara en el Valle de Aburrá era poca, en parte, debido a la lluvia. En las últimas horas, las evidencias subjetiva (visual) y objetiva sugieren entrada de dicho material”, indicó la entidad y subrayó que esto se manifiesta con un aumento en la concentración de material particulado (PM) 10 que registran las 22 estaciones de calidad del aire que tiene el sistema.

Cabe recordar que el PM que se tiene en cuenta para activar los protocolos de calidad de aire es el 2.5, y en este componente el Siata reporta que 18 estaciones están en amarillo (nivel moderado), tres en verde (nivel óptimo) y una no registra datos.

Ciudadanos que compartieron imágenes del fenómeno por redes sociales tampoco estaban tan alejados de la realidad, o quizás recordaron que hace seis años la autoridad ambiental había hecho referencia sobre el tema. Ricardo Lopera, por ejemplo, expresó: ¿Algún comentario al respecto de la bruma blanca que cubre el valle de aburra desde el día de ayer? ¿Contaminación, quemas fuera del valle o el fenómeno de las arenas del Sahara?

Estas son algunas reacciones del panorama del aire en la ciudad:


Tomado de: www.elcolombiano.com